humanista.es.

humanista.es.

Realismo literario: ¿Qué nos enseña sobre la naturaleza humana?

Realismo literario: ¿Qué nos enseña sobre la naturaleza humana?

Realismo literario: ¿Qué nos enseña sobre la naturaleza humana?

El movimiento literario conocido como Realismo surgió a mediados del siglo XIX en Europa y América Latina. Este movimiento se caracterizó por presentar una representación objetiva y detallada de la realidad, dejando de lado la idealización y la exageración que predominaba en la literatura anterior.

El Realismo literario se centró en retratar con fidelidad la vida de la sociedad en la época en la que surgió. Se preocupó por mostrar las luchas cotidianas de las personas, sus problemas y conflictos, así como también enfatizó en la importancia de la descripción detallada de los lugares y objetos.

En la literatura realista, los personajes se presentan como seres humanos con defectos y virtudes, igual que cualquier ser humano. Los autores realistas se preocuparon por mostrar la naturaleza humana en toda su complejidad, reflejando el aspecto frustrante y contradictorio de la vida.

El Realismo literario nos enseña sobre la complejidad de la naturaleza humana, y cómo los seres humanos somos capaces de experimentar una gran variedad de emociones y actitudes. Los personajes de las obras realistas enfrentan situaciones difíciles y desafiantes, que les llevan a tomar decisiones que a menudo no son fáciles de entender.

Además, el Realismo literario se enfocó en temas como la injusticia social, la pobreza, la desigualdad de género y la lucha de clases. Estos temas son universales y siguen siendo relevantes hoy en día, ya que la sociedad aún enfrenta estos problemas.

Un ejemplo de obra literaria realista es "Germinal", escrita por Émile Zola. Esta novela presenta una cruda descripción de la vida de los mineros en el norte de Francia durante la segunda mitad del siglo XIX. Los personajes de "Germinal" viven en condiciones miserables y se enfrentan a la explotación de los dueños de las minas. Esta obra representa una denuncia social contra la explotación laboral y la falta de derechos de los trabajadores.

Otra obra relevante del Realismo es "Madame Bovary", escrita por Gustave Flaubert. Esta novela presenta la vida de una mujer insatisfecha con su matrimonio y su vida en una pequeña ciudad del siglo XIX en Francia. Emma, la protagonista, busca en amantes y en el consumo de bienes materiales una salida a su insatisfacción y monotonía, y termina cometiendo adulterio y poniendo en riesgo su propia vida y la de su familia. "Madame Bovary" es una obra que nos enseña sobre la complejidad de las emociones humanas y la lucha por encontrar la felicidad en un mundo que puede resultar hostil.

En conclusión, el Realismo literario es un movimiento que nos enseña sobre la naturaleza humana y las complejidades de la sociedad. Sus obras presentan una visión detallada y objetiva de la realidad, enfocándose en temas universales que siguen siendo relevantes en la actualidad. Las obras realistas nos muestran cómo los seres humanos somos capaces de experimentar una gran variedad de emociones y actitudes, y cómo nuestras decisiones y acciones pueden tener consecuencias profundas y duraderas en nuestra vida y en la sociedad.