humanista.es.

humanista.es.

Naturalismo o realismo: ¿cuál es la diferencia?

Naturalismo o realismo: ¿cuál es la diferencia?

Introducción

El Naturalismo y el Realismo son dos corrientes literarias que surgieron en el siglo XIX y que tuvieron una gran influencia en la cultura y la sociedad de la época. Aunque comparten algunos elementos en común, como la representación de la realidad, existen diferencias importantes entre ambas que conviene destacar. En este artículo trataremos de analizar qué distingue al Naturalismo del Realismo y cuál es su papel en la literatura y en la sociedad.

Realismo: la representación fiel de la realidad

El Realismo surgió en la primera mitad del siglo XIX como una reacción contra la literatura romántica, que se caracterizaba por la exaltación de los sentimientos y la imaginación. Los escritores realistas buscaban representar la realidad tal como era, sin ornamentos ni idealizaciones. Para ello, se inspiraban en la observación directa, en la experiencia cotidiana y en la investigación histórica y social. Uno de los principales exponentes del Realismo fue Gustave Flaubert, autor de Madame Bovary, una novela que retrata la vida de una mujer insatisfecha en la Francia de la época. Flaubert se esforzó por dar una imagen precisa de la sociedad y de los personajes que la integraban, evitando todo juicio de valor y dejando que sean los propios hechos los que hablen por sí solos. Otro escritor realista destacado fue Honoré de Balzac, autor de una larga serie de novelas conocida como La Comedia Humana. Balzac creó un mundo literario que abarcaba la sociedad francesa desde la Restauración hasta la Revolución de 1848, retratando a través de sus personajes los distintos estratos sociales y las variadas formas de vida. En el Realismo, la verdad literaria se basa en la realidad empírica, en la observación y la descripción de los hechos tal como se presentan. Los escritores realistas buscan transmitir al lector una sensación de verosimilitud, de que lo que están leyendo podría haber sucedido de verdad. Para ello, utilizan un lenguaje claro y sencillo, en el que abundan las descripciones detalladas y las conversaciones cotidianas.

El Naturalismo: la influencia de la ciencia

El Naturalismo surgió como una evolución del Realismo, a mediados del siglo XIX. Los escritores naturalistas compartían la obsesión de los realistas por la representación fiel de la realidad, pero añadían una variable determinante: la influencia de la ciencia. El Naturalismo se inspiró en las teorías científicas de la época, especialmente en la biología y la psicología, para explicar el comportamiento humano y la sociedad. Los escritores naturalistas se esforzaban por demostrar que la conducta de los seres humanos estaba determinada por factores externos e internos, como el medio ambiente, la herencia genética, o el clima social. Uno de los principales exponentes del Naturalismo fue Émile Zola, autor de la novela Germinal, en la que relata la lucha de los trabajadores de una mina contra la explotación y la miseria. Zola se interesó por la herencia genética y el temperamento de sus personajes, y utilizó un lenguaje científico para explicar sus comportamientos y sus motivaciones. Otro escritor naturalista destacado fue Stephen Crane, autor de la novela El rojo emblema del valor, que narra la experiencia de un joven soldado durante la Guerra de Secesión. Crane se centró en el efecto que la guerra tenía en la psicología y el comportamiento de los combatientes, utilizando una prosa concisa y directa para transmitir la crudeza de la realidad bélica. En el Naturalismo, la literatura se concibe como una forma de investigación científica, en la que los personajes son objeto de estudio y de análisis. Los escritores naturalistas buscan demostrar que los hechos literarios se corresponden con los hechos observados en la realidad, y que la literatura puede contribuir al conocimiento de la sociedad y del ser humano.

Diferencias entre el Realismo y el Naturalismo

A pesar de que tanto el Realismo como el Naturalismo comparten la misma preocupación por la representación fiel de la realidad, existen diferencias importantes entre ambas corrientes. En primer lugar, mientras que el Realismo se centra en la observación y la descripción de los hechos tal como son, el Naturalismo añade un componente explicativo que trata de explicar el por qué de los hechos. En segundo lugar, el Naturalismo se interesa por la dimensión científica de la realidad, mientras que el Realismo prescinde de ella. Los escritores naturalistas utilizan teorías y datos científicos para explicar los hechos literarios, mientras que los realistas se limitan a observar y describir los hechos tal como se presentan. En tercer lugar, el lenguaje que utilizan los escritores de ambas corrientes es diferente. Los escritores realistas suelen utilizar una prosa clara y sencilla, en la que abundan las descripciones y las conversaciones cotidianas. Los escritores naturalistas utilizan un lenguaje más tenso y científico, en el que abundan los términos técnicos y las explicaciones de tipo psicológico.

Conclusiones

En definitiva, la diferencia entre el Naturalismo y el Realismo radica en la forma en que ambos se acercan a la realidad. Mientras que el Realismo se limita a representar la realidad tal como es, el Naturalismo añade una dimensión explicativa que trata de elucidar las causas y los motivos de los hechos. Ambas corrientes tuvieron una gran influencia en la literatura y en la sociedad de su época, y sus legados perduran hasta nuestros días. El Realismo y el Naturalismo representan una forma de entender la literatura como una herramienta de conocimiento, capaz de reflejar la complejidad de la realidad y de contribuir a su comprensión.